Saltar al contenido principal

En estos tiempos de apogeo de la era tecnológica, la seguridad es una prioridad absoluta para las empresas de todos los sectores. Ahora que casi todas las organizaciones dependen de la infraestructura informática para llevar a cabo operaciones empresariales cotidianas como el intercambio de información y las transacciones monetarias, proteger su red digital tiene sentido desde un punto de vista práctico.

Debido al panorama siempre cambiante de la infraestructura digital, es natural que las empresas inviertan mucho en la protección de sus activos informáticos, sobre todo porque se vislumbran amenazas nuevas y problemas más sofisticadas. Pero, ¿Son suficientes las medidas de seguridad digital?

Los sistemas de seguridad física no son un concepto nuevo, pero son igual de importantes que las medidas de ciberseguridad cuando se trata de proteger a las personas, los bienes y los activos.

En esta guía, aprenderá la definición de seguridad física, sus componentes, tecnologías, ventajas y otra información que debe conocer para implantar un plan de seguridad física eficiente.

¿Qué es la seguridad física?

Una definición común de seguridad física incluye las medidas de seguridad diseñadas para limitar el acceso a las personas autorizadas, así como cualquier recurso que proteja al personal de severos daños materiales.

Así, en el término más sencillo, la seguridad física se define como la protección de los activos de una organización para que no sufran daños como consecuencia de sucesos físicos. Estos sucesos pueden ir desde catástrofes naturales, como incendios e inundaciones, hasta peligros causados por el hombre, como robos y vandalismo. Los accidentes y los daños que repercutan de estos también entran dentro de los sucesos que pueden estar cubiertos por un plan de seguridad física.

¿Qué implican los sistemas y planes de seguridad física? A primera vista, las medidas de seguridad física incluyen cerraduras, puertas, cámaras de videovigilancia y guardias de seguridad. Aunque éstas son estrategias excelentes, hay capas más profundas que debe tener en cuenta a la hora de crear un plan de seguridad física.

Un plan eficiente debe incluir equipamiento y tecnología y puede funcionar junto a estas áreas:

  • Formación: Asegúrese de que su personal tiene los conocimientos adecuados en la aplicación de su estrategia de seguridad física.
  • Diseño y disposición del equipo: El equipamiento y los componentes de seguridad física deben colocarse estratégicamente para complementar el esquema y la distribución de sus instalaciones.
  • Respuesta inmediata ante emergencias: El personal de sus instalaciones debe recibir formación sobre qué hacer en determinadas situaciones y emergencias.
  • Control de acceso: Comprende absolutamente todo a la asignación del acceso que tendrá su personal y sus límites para espacios restringidos.
  • Componentes medioambientales: Cree medidas de seguridad para mitigar los daños de los desastres naturales intencionados o imprevistos que puedan suceder.

Consigue tu guía de seguridad gratuita

  • Aprende qué amenazas a la seguridad física debes conocer

  • Explora las cuatro categorías de las medidas de seguridad física

  • Comprueba qué métodos pueden ayudarte a descubrir riesgos en tus instalaciones

  • Aplica las mejores prácticas en cada fase de tu plan de seguridad física

Principales medidas de seguridad física

Cuando se trata de prevenir distintos tipos de amenazas a la seguridad física en cualquier instalación, hay muchos tipos de innovaciones que puede utilizar: desde tarjetas de acceso cifradas y cámaras de seguridad hasta credenciales móviles y sensores de temperatura. Pero antes de utilizar cualquiera de estos sistemas, es importante comprender los distintos elementos que pueden contribuir a su plan de seguridad física.

Al crear una estrategia de seguridad física, es necesario que todas las medidas de seguridad se complementen entre sí. Esto significa que hay que utilizar distintos tipos de medidas de seguridad física en un enfoque estratificado para garantizar la protección desde todos los ángulos.

¿Cuáles son las buenas prácticas de seguridad física? He aquí los elementos más comunes de un plan de seguridad física eficiente:

  1. Disuasión: Este tipo de tecnología de seguridad física se centra en mantener alejados de una zona determinada a personas, vehículos o animales no deseados. La disuasión puede abarcar diversos equipos como señalización, cámaras de seguridad y sistemas de control de acceso. También incluye barreras físicas como puertas, cerraduras y muros. Se trata esencialmente de cualquier sistema o equipo de seguridad que pueda ayudar a disuadir a los intrusos de entrar en zonas sensibles.

  2. Detección: Los elementos disuasorios no son suficientes. Si quiere proteger plenamente sus instalaciones, necesita dispositivos que puedan identificar a posibles intrusos y formas de alertar a las autoridades competentes. Algunas tecnologías que puede utilizar para las medidas de detección de seguridad física son sensores, alarmas y notificaciones automáticas.

  3. Retraso: Existen varios controles de seguridad física creados para retrasar a los intrusos a la hora de irrumpir en una instalación. Medidas de seguridad sencillas como puertas adicionales, cerraduras y guardias de seguridad, pueden ayudar a retrasar los incidentes. Otras tecnologías de seguridad física más avanzadas como las tarjetas llave y las credenciales móviles, pueden dificultar la entrada en un edificio a usuarios no autorizados. Con esta tecnología instalada, es fácil mitigar una brecha antes de que se cause demasiado daño.

  4. Respuesta: Una vez que se produce una brecha o intrusión, también debe contar con una estrategia de respuesta, como el cierre del edificio o la notificación automática a los servicios de emergencia.

Los planes eficientes deben incluir estas tecnologías para garantizar que una instalación pueda prevenir las amenazas físicas y tomar las medidas necesarias si se produce una violación en la seguridad.

Componentes de los controles y sistemas de seguridad física

Los controles de seguridad física se dividen en tres áreas principales: control de acceso, vigilancia y pruebas. El buen funcionamiento de estos componentes de seguridad puede ser decisivo para su programa de seguridad física. Su rendimiento también puede indicar lo bien que se ha aplicado el plan, dónde hay que mejorar y qué hay que mantener.

Control de acceso

La forma más eficiente de maximizar sus controles de seguridad física es limitar y controlar quién puede acceder a sus instalaciones comerciales. Este componente de seguridad física consiste en restringir la exposición de determinados activos y zonas únicamente al personal autorizado. Las empresas pueden utilizar componentes de seguridad física como teclados, tarjetas de identificación, inicios de sesión biométricos y guardias de seguridad para limitar el acceso de personas no autorizadas.

¿Cómo funciona el control de acceso? La primera línea de defensa de la seguridad física es su arquitectura. Esto incluye muros, rejas, puertas y guardias colocados estratégicamente para disuadir la entrada de delincuentes. En algunos lugares, los alambres de espino, las cerraduras adicionales, las señales de seguridad visibles y el equipamiento pueden ayudar a reducir los intentos de entrar en una instalación.

También existen medidas de control de acceso más avanzadas que utilizan un enfoque basado en la tecnología para reforzar la seguridad de los edificios. Un ejemplo de seguridad física es el uso de tarjetas de identificación de proximidad. En lugar de una simple tarjeta de identificación de plástico, los empleados reciben tarjetas llave que utilizan tecnología NFCRFID para autenticar su identidad al entrar en distintos lugares del edificio.

Además de los empleados, las empresas también pueden proporcionar tarjetas de acceso a los visitantes para controlar fácilmente a qué zonas de sus instalaciones pueden acceder sus visitantes. Algunas empresas utilizan autenticadores móviles en lugar de tarjetas de identificación para validar la identidad al entrar en un edificio. Estos escáneres de identificación y autenticadores actuarán como obstáculos para cualquier persona sin autorización, lo que dificultará a los atacantes el acceso a determinadas áreas importantes e información en sus instalaciones.

Habilitar la autenticación multifactor (multi factor authentication o MFA) aumenta el tiempo que tardan los intrusos en llevar a cabo cualquier delito que tengan en mente. Esta práctica recomendada de seguridad física requiere que los usuarios presenten al menos dos credenciales autorizadas, como teclear un código PIN y escanear una tarjeta de identificación. Cuantos más obstáculos estratégicamente situados estén disponibles, más tiempo podrán ganar las empresas para actuar ante las amenazas y poder mitigarlas.

Además, el control de acceso puede hacer mucho más que restringir el acceso no autorizado. Las barreras físicas como muros y cercos, pueden ayudar a proteger los edificios de catástrofes naturales y medioambientales, como corrimientos de tierras e inundaciones. Obviamente, estos riesgos dependen de la ubicación, pero las organizaciones siempre deben tener en cuenta este tipo de amenazas a la hora de invertir en sistemas de seguridad física.

Importancia del control de accesos para la seguridad física

Además de disuadir a los intrusos, las organizaciones pueden utilizar los modernos sistemas de control de acceso para conocer los movimientos del personal y los visitantes. Por ejemplo, un sistema de tarjetas identificativas permite a los administradores acceder a informes y leer registros de eventos. Esto puede servir para comprender mejor el uso del edificio, identificar puntos de congestión, mejorar los procesos generales y el flujo de tráfico y adoptar un enfoque de la seguridad basado en los riesgos y análisis de los datos.

El control de acceso también puede utilizarse en la gestión de visitas. Una táctica habitual de los intrusos son las visitas sin previo aviso a las instalaciones que quieren atacar. Comprueban qué medidas de seguridad existen e investigan si es una opción viable seguir infiltrándose en el espacio. Si sólo gestiona el acceso de sus visitantes sobre el papel, es posible que se sientan más seguros a la hora de acceder sin autorización. Pero si dispone de registros de actividad más avanzados y registros detallados de los visitantes, puede que se lo piensen dos veces antes de entrar en las instalaciones.

Herramientas y tecnología de vigilancia

Cuando se trata de la prevención y la recuperación tras un incidente, la vigilancia es el componente más crítico de la seguridad física. Hace referencia al personal, los recursos y la tecnología que utilizan las organizaciones para supervisar la actividad en las distintas áreas de las instalaciones. Incluye cámaras de video, sensores, vigilantes y sistemas de notificación automática.Uno de los tipos de tecnología de seguridad física más utilizados para este componente son las cámaras de seguridad o cámaras de circuito cerrado de televisión (CCTV). Estos dispositivos graban continuamente la actividad de una zona determinada, lo que permite ver lo que ocurre en un lugar concreto en tiempo real o grabarlo para verlo más tarde.Algunas cámaras de seguridad incorporan funciones analíticas capaces de detectar y clasificar objetos de forma inteligente, notificándole si ocurre algo inusual. Cuando elija un equipo de video para sus instalaciones, asegúrese de contar con la ayuda de un técnico especialista en cámaras de seguridad que pueda evaluar cuidadosamente cada punto de entrada, comprobando si hay algún punto ciego que pueda ser aprovechado.El técnico especialista en cámaras de seguridad también se asegurará de que sus cámaras de video estén colocadas estratégicamente en lugares que requieran vigilancia y protección constantes.

Importancia de las cámaras de video para la seguridad física

Cuando se produce una actividad delictiva, se necesitan pruebas que demuestren que se ha producido. A menudo, la videoseguridad proporciona las pruebas que necesita. La mayoría de las cámaras permiten grabar constantemente en una zona determinada y algunas tienen capacidad de visión nocturna para ver en entornos más oscuros. Si ocurre algo sospechoso en sus instalaciones, puede utilizar estas grabaciones como prueba.

Además, algunos dispositivos de vigilancia ofrecen una función de notificación automática que proporciona alertas instantáneas de amenazas a la seguridad física, como la detección de intrusiones. Las cámaras de video y el software de gestión avanzados suelen disponer de monitorización en tiempo real, lo que le permite ver las brechas en acción a medida que se desarrollan. Esto puede darle una idea de cómo mitigarlas lo antes posible.

Pruebas de los sistemas de seguridad física

El control de acceso y la vigilancia son medidas preventivas de seguridad física: sólo conocerá su calidad cuando se produzca un suceso real. Pero, por supuesto, no querrá esperar a que eso ocurra sin saber hasta qué punto son seguras sus instalaciones. Por eso es necesario realizar pruebas como mejores prácticas de seguridad física. Este componente de la seguridad física comprueba lo bien que su organización identifica, responde y contiene una amenaza para la seguridad.

Las pruebas requieren educar a los empleados, a menudo mediante formación y comunicación escrita. Las cámaras y las tecnologías pueden hacer mucho, pero su empresa estará mejor protegida si sus empleados conocen las medidas de seguridad de su empresa y saben qué hacer en caso de amenaza a la seguridad física. Esto se aplica especialmente a catástrofes naturales como incendios y terremotos, pero es igualmente importante a la hora de identificar riesgos para la seguridad física como el acoso o las actividades sospechosas.

Importancia de las pruebas de seguridad física

Las pruebas permiten a los propietarios de empresas o al personal de seguridad comprender lo bien que funciona su sistema de seguridad y qué aspectos deben mejorar. Si lleva a cabo simulacros de violaciones de la seguridad física, también podrá ver lo bien que se desenvuelven sus empleados en distintos escenarios. Esto también le da una idea de cómo están funcionando sus medidas de seguridad y si hay otras vulnerabilidades que deba proteger.

Al mismo tiempo, educar a sus empleados sobre las políticas y protocolos de seguridad física puede hacer que se sientan más seguros en el trabajo. Si los empleados son conscientes de los sistemas existentes para detectar actividades delictivas, esto también puede ayudar a disuadir cualquier actividad que suponga una amenaza física, como comportamientos fraudulentos o robos por parte de los empleados. 

Ejemplos de aplicación de la seguridad física

Seguridad perimetral

Este es uno de los ejemplos más comunes de seguridad física que vemos hoy en día. La seguridad perimetral es sencilla. Consiste en crear barreras físicas que protejan sus instalaciones de los intrusos. Esto incluye cercos, puertas, alambre de espino y guardias de seguridad. Este tipo de seguridad física es también su primera línea de defensa para disuadir a los intrusos de entrar en sus instalaciones.

Elementos del entorno

La disposición y el paisajismo de su propiedad pueden ayudar a controlar el flujo de tráfico en las instalaciones y disuadir de actividades no deseadas. Por ejemplo, los cercos altos alrededor del perímetro, la iluminación activada por movimiento y los senderos mantenidos facilitan la detección de cualquier persona que parezca sospechosa merodeando por el exterior del edificio.

Credenciales seguras para las personas autorizadas

Exigir que todas las personas autorizadas dispongan de credenciales de acceso es una de las mejores prácticas de seguridad que debe implantar en su empresa. Existen muchos tipos de sistemas y cada uno de ellos puede utilizarse en función del nivel de amenaza o de la importancia de una zona, entre los que se incluyen:

  • Tarjetas magnéticas / tarjetas de identificación
  • Sistema de llavero magnético
  • Lectores biométricos
  • Cerraduras con teclado
  • Credenciales basadas en dispositivos móviles

Estos dispositivos de seguridad física garantizan que cada usuario pueda acceder fácilmente al edificio cuando lo necesite. También ofrecen a las empresas una mejor visión del tráfico diario, los intentos de acceso fallidos y las posibles amenazas a la seguridad física.

Zonas de acceso restringido

Este ejemplo de seguridad física muestra cómo pueden aplicarse medidas para zonas restringidas, como una sala de servidores o una zona con equipos costosos. A este tipo de zonas sólo puede acceder un pequeño subconjunto del personal, lo que requiere credenciales de acceso adicionales, como MFA, PIN únicos o credenciales biométricas. Si algo desaparece o se daña en la sala, se reduce quién puede ser considerado responsable.

Los componentes de seguridad de supervisión adicionales, como cámaras de video o un guardia con personal, pueden disuadir aún más de la actividad no autorizada en espacios restringidos.

Registros y auditorías

Otra forma de proteger una instalación es mediante un registro detallado. En lugar de restringir el acceso, este método de seguridad física mantiene un registro de las credenciales utilizadas, así como de dónde y cuándo se produjo la actividad. Esto no sólo disuade a los usuarios no autorizados, sino que también permite crear un entorno de datos forense esencial para la gestión y el mantenimiento de la seguridad física.

Por ejemplo, los registros de múltiples intentos fallidos de inicio de sesión o los intentos de acceso con una tarjeta perdida serían más fáciles de detectar con registros de actividad detallados. Si se produce un fallo de seguridad, podrá identificar rápidamente los puntos débiles de su sistema gracias a los registros de auditoría.

Sistemas de control

La mayoría de las organizaciones disponen de sistemas de vigilancia para proteger sus instalaciones. Esto les permite detectar de inmediato intrusos que puedan haber burlado otras medidas de seguridad, como la seguridad perimetral. Algunos sistemas también pueden detectar catástrofes naturales y emitir avisos en caso de que se produzcan. Estos sistemas pueden incluir detectores de movimiento, cámaras de seguridad y sistemas de alarma contra incendios. En algunas situaciones, basta con que estos dispositivos registren las actividades. Sin embargo, otras instalaciones requieren que un sistema de vigilancia sea gestionado activamente por un guardia o personal.

Miembros del personal

Por supuesto, necesita a alguien que haga cumplir sus medidas de seguridad física, y ahí es donde entran en juego sus empleados. Hay algunos empleados o personal de seguridad contratados explícitamente para aplicar su plan de seguridad, mientras que a otros sólo se les anima a participar activamente cuando se produce una emergencia.

Por ejemplo, los guardias de seguridad y los recepcionistas pueden actuar como guardianes, dando acceso sólo a las personas autorizadas. Las patrullas, por su parte, pueden vigilar una sección de sus instalaciones a determinadas horas del día. Pero los miembros del personal no deben ser las únicas medidas de seguridad física que aplique. Este ejemplo de seguridad física debe complementarse con otras tecnologías y componentes para asegurarse de que cubre todos los aspectos que necesita proteger.

Amenazas comunes a la seguridad física

En la era digital en la que vivimos, el número de amenazas aumenta de forma alarmante y muchas de ellas proceden del ciberespacio. Desde las violaciones de datos hasta la piratería informática, el enfoque de muchas organizaciones ha cambiado, centrándose más en conseguir una óptima solución de seguridad para la seguridad física que también proteja las provisiones digitales.

Teniendo esto en cuenta, echemos un vistazo a las amenazas más comunes para la seguridad física. Estas amenazas pueden ir dirigidas no sólo a los activos de sus instalaciones, sino también a sus recursos digitales y humanos. Las amenazas a la seguridad física pueden ser naturales o de origen humano, por lo que es vital que su estrategia aborde ambas vulnerabilidades. Las amenazas también pueden clasificarse en función del lugar de origen de los ataques:

Amenazas internas

Este tipo de amenaza a la seguridad física procede del interior de su organización. Los riesgos internos para la seguridad física son más difíciles de contener que las amenazas externas, ya que son más difíciles de predecir. Pueden ser de naturaleza accidental o maliciosa. Ejemplos de este tipo de riesgos son:

  • Empleados que cometen robos o causan daños a la propiedad.
  • Empleados descuidados que dejan abiertas zonas restringidas.
  • Errores cometidos por su equipo de seguridad.
  • Infraestructuras defectuosas o condiciones de trabajo peligrosas.

De hecho, se calcula que el 69% de las compañías experimentó el robo de datos corporativos por parte de los empleados, como a su vez se calcula una pérdida anual de 1800 millones de euros por hurto y errores administrativos en las empresas de distribución. Por lo tanto, necesita disponer de medidas de seguridad para evitar que los miembros internos caigan en la tentación de actuar maliciosamente. Esto puede incluir dispositivos de acceso con RFID y sistemas de videovigilancia para proteger las zonas críticas de sus instalaciones.

Las amenazas internas también pueden provenir de fuentes no humanas, como incendios debidos a cableado defectuoso, equipos mal manipulados y otros. Dado que este tipo de amenazas son más difíciles de predecir, lo mejor es identificar las zonas de sus instalaciones más expuestas a este tipo de peligro y tomar medidas proactivas para mitigar este riesgo para la seguridad física. Un plan adecuado de preparación y respuesta ante emergencias es también una medida de seguridad física fundamental para este tipo de situaciones.

Amenazas externas

Como su nombre indica, este tipo de amenaza se origina fuera de su empresa. Puede incluir ataques de terceros con intenciones maliciosas y catástrofes naturales. Las amenazas externas a la seguridad física también pueden incluir:

  • Entradas forzadas o robos
  • Vandalismo y daños a la propiedad
  • Entrada no autorizada de personas ajenas a su personal o a su lista de visitantes aprobados.

Un estudio presentado por Crime&Tech, una startup surgida en la Universidad Católica del Sagrado Corazón de Milán, y la multinacional Checkpoint System, ha analizado el valor de los hurtos con un coste anual de más de 2550 millones de euros en supermercados españoles y son los más afectados en toda Europa. La mayoría de las veces, este tipo de delitos son perpetrados por actores externos. Sin embargo, los actores internos también pueden participar en este tipo de sucesos, a veces sin saberlo, al dejar entrar a un colado en un edificio o dejar una puerta abierta por accidente.

Amenazas naturales

Estas amenazas a la seguridad física constituyen daños causados por causas naturales como inundaciones, terremotos, rayos y otras catástrofes naturales imprevisibles. En esta situación, el riesgo para la seguridad física reside en el hecho de que un suceso de este tipo puede causar daños extremos a sus activos y poner en peligro a los empleados.

Más que la pérdida de hardware, la pérdida de años y años de datos empresariales críticos y de inversión, así como las lesiones de sus empleados pueden suponer un duro golpe para el funcionamiento de su empresa. Por eso es crucial que las estrategias de seguridad física incluyan formación y comunicación adecuadas para los procedimientos de emergencia en todos los sectores y tipos de propiedad.

¿Por qué es importante la convergencia de la ciberseguridad y la seguridad física?

Para la infraestructura digital, la ciberseguridad desempeña sin duda un papel integral en un funcionamiento más seguro. Sin embargo, los sistemas de datos aún pueden ser vulnerados mediante una amenaza de seguridad física. Esta es una de las razones por las que muchas empresas recurren hoy en día a la convergencia de la ciberseguridad y la seguridad física para una protección más proactiva. Este tipo de estrategia de seguridad protege los datos esenciales de la empresa, la información crítica y confidencial, así como el hardware, el personal y otras estructuras tangibles.

Con más dispositivos conectados a las redes internas como nunca antes visto, enfocar la ciberseguridad teniendo en cuenta las medidas de seguridad física ayuda a crear una estrategia completa que cubre su empresa desde múltiples ángulos y elimina redundancias en sus equipos de seguridad.

Mejores prácticas de seguridad física

¿Qué medidas de seguridad física debe adoptar para mantener la seguridad de sus instalaciones? ¿A qué componentes de la seguridad física debe prestar más atención?

No existe una solución única de seguridad física. Cada organización tiene necesidades diferentes, pero hay medidas comunes que, cuando se ajustan a su situación, pueden ayudar a protegerla de ataques físicos. Entonces, ¿cuál es una buena práctica para la seguridad física?

Invertir en personal de seguridad

Uno de los mejores elementos disuasorios frente a posibles ataques es la seguridad visible y esto es lo que puede garantizar la inversión en personal de seguridad. Por ejemplo, puede contratar guardias de seguridad adicionales o cambiar las rutas de patrulla existentes para cubrir más terreno. Considere la posibilidad de dotar de personal las entradas y salidas importantes, lo que puede ayudar a garantizar que no se produzcan entradas o salidas no autorizadas.

Además, tener personal de seguridad puede dar tranquilidad a sus empleados y disuadir a los malintencionados de trabajar contra su empresa. Sin embargo, tener guardias de seguridad no garantiza automáticamente la protección y la seguridad.

También debe asegurarse de que su equipo de seguridad entienda los requisitos de su organización y esté formado en las medidas de seguridad física que aplique su empresa. Deben disponer de equipos de última generación que puedan disuadir y retrasar a los intrusos y deben saber cómo responder adecuadamente en distintas situaciones de seguridad.

Utilizar sistemas de vigilancia

Los guardias de seguridad pueden ser eficientes para disuadir y retrasar a los intrusos, pero sólo pueden detectar amenazas en su proximidad. Aquí es donde entran en juego los sistemas de vigilancia. Este tipo de sistema de seguridad física puede ayudarle a saber lo que ocurre en varias zonas de sus instalaciones al mismo tiempo que previene posibles peligros. Sin embargo, no todas las soluciones de monitorización son adecuadas para todas las propiedades y hay muchos factores que contribuyen a su eficiencia.

Las cámaras de seguridad deben colocarse estratégicamente en lugares que ofrezcan la máxima visibilidad sobre sus instalaciones. Estas grabaciones pueden servir de prueba cuando se produce una brecha y las cámaras equipadas con análisis de IA (Inteligencia Artificial) pueden ayudar a los equipos de seguridad a saber dónde centrarse en los momentos críticos, todo a través de una buena gestión de la seguridad física.

Un sistema de alerta automatizado puede notificar inmediatamente a la persona adecuada en caso de acceso no autorizado o movimientos sospechosos en un área particular y segura de sus instalaciones. Esto permite una respuesta inmediata a las amenazas para ayudar a disminuir cualquier daño. También puede emplear cámaras de seguridad avanzadas que le permitan acercarse a una persona u objeto concreto para vigilar de cerca su actividad sospechosa.

Los sensores también pueden ayudar a proporcionar un mejor conocimiento de la situación. Algunos ejemplos del componente de seguridad física incluyen sensores de humo, sensores de temperatura, sensores de agua o fugas y dispositivos de recuento de ocupación.

Algunos sistemas también permiten a los jefes de los equipos de seguridad comprobar la ubicación de sus guardias mediante GPS en toda clase de sistemas operativos. Esto también permite una rápida respuesta y delegación cuando se produce un incidente y así los directivos encargados sabrán a quién llamar en el lugar del incidente.

Limitar el acceso a las instalaciones

¿Sabe cuál es el enemigo número uno de la seguridad? La accesibilidad. El fácil acceso a sus instalaciones es el toque de rebato para las personas malintencionadas que desean poner en peligro sus activos. Una forma eficiente de evitarlo es restringir el acceso a sus instalaciones. Entonces, ¿cómo puede controlar el acceso a sus instalaciones?

La respuesta depende de lo que quiera proteger y de los riesgos que pueda permitirse. En las zonas que necesitan menos seguridad, puede bastar con un vigilante. Algunas situaciones pueden requerir etiquetas identificativas y controles de seguridad al entrar y salir del edificio. Sin embargo, en las zonas en las que hay que aplicar la máxima seguridad física, hay que contar con un control de acceso más avanzado, como lectores biométricos y cerraduras codificadas.

Educar a sus empleados

Aunque disponga de los sistemas de seguridad más avanzados y de guardias formados, nada de eso importa si sus empleados no conocen sus protocolos de seguridad física y las funciones que desempeñan en ellos. ¿Sabe su personal qué hacer en caso de que se produzca una intrusión física en sus instalaciones? ¿Saben dónde acudir si se producen catástrofes naturales?

Para garantizar que sus empleados estén preparados, asegúrese de que están bien formados para hacer frente a las amenazas a la seguridad física. Cuando conocen el procedimiento operativo estándar, pueden contribuir a proteger sus activos e incluso salvar vidas en el proceso. Al mismo tiempo, educarles puede darle la tranquilidad de que está protegido cuando se producen brechas y emergencias.

Reflexiones finales sobre planes, sistemas y soluciones seguras para la seguridad física

Cada empresa es única, y también lo son sus requisitos de seguridad física. Una vez más, no existe un enfoque único que pueda proteger todos los aspectos de su empresa, por lo que es fundamental asegurarse de que su plan de seguridad física se adapte a su organización y a sus instalaciones. Entender qué es la seguridad física, así como cuáles son las normas de seguridad física sólidas es un buen comienzo.

Dado que los mundos físico y digital se solapan continuamente, necesita un socio de confianza que le ayude a navegar por ambos. Realice una evaluación exhaustiva de los riesgos y consulte a un profes

¿Tiene alguna pregunta? Podemos ayudarlo

Nuestros expertos en seguridad de video pueden ayudarlo a implementar el sistema de seguridad adecuado para su negocio.